Solidaridad con la Asamblea Constituyente de Venezuela

©

 

MANUEL DAMMERT EGO AGUIRRE | Diario UNO el agosto 2, 2017

 

 

¡Bravo! Como Cuba en su momento, Venezuela hoy viene a ser la piedra de toque sobre la cual se define un revolucionario. Manuel Dammert  ha dado una lección de entereza moral y de hombría al pronunciarse a favor de la revolución bolivariana y de su conductor Nicolás Maduro. Sin miedo ni tacha alguna Dammert, sabiendo que la mayor parte de su bancada es contraria a su parecer  ha  preferido consultar con su conciencia para dar el paso que ha dado. Ha preferido los principios y la lealtad a ellos.

 

 

Los sucesos en Venezuela y otros países de América Latina, ante las elecciones a la Asamblea Constituyente, confirman que estamos en días claves para la historia, especialmente de nuestra América Latina y Caribeña. Va nuestro reconocimiento y solidaridad al hermano pueblo de Venezuela, que ha derrotado las maniobras injerencistas imperiales de Trump. Son días históricos, en los que se dan pasos en la afirmación de la soberanía, la paz y la democracia ciudadana, no solo para la hermana república sino para toda nuestra América Latina, Andina, Caribeña.

La potencia Norteamericana, en crisis imperial, ha desatado sus afanes injerencistas para someternos como su patio trasero. Pretende anular la soberanía de nuestras naciones, y apropiarse de nuestros recursos naturales, como el petróleo, el agua, los bosques, los minerales, y de nuestra agricultura e industria.

Vivimos el fin de su fugaz dominio global unipolar, con el tránsito global y necesario a un mundo multipolar, en el que se deben respetar la soberanía de las naciones y la vida de los pueblos.

El proceso de la Asamblea Constituyente en Venezuela es una de las elecciones más concurridas en ese hermano país. Fue convocada por el Presidente Nicolás Maduro, en base a las atribuciones constitucionales que establece al pueblo como depositario de la soberanía, permite su convocatoria por el Presidente de la República entre otros, señala que funciona sin sustituir a los órganos del Estado, y somete a referéndum ciudadano los cambios constitucionales que apruebe.

Los objetivos principales de la convocatoria constituyente, necesarios para superar limitaciones, corregir errores y derrotar al injerencismo imperialista, son la afirmación del diálogo nacional, el impulso decidido a la paz interna, el fin de la impunidad del terrorismo fascista, y la superación del rentismo petrolero para desarrollar una economía diversificada y solidaria.

El 30 de Julio del 2017 se ha realizado exitosamente esta elección de la Asamblea Constituyente en la hermana República de Venezuela. Pese a las amenazas del injerencismo y el terrorismo fascista, tuvo el efectivo voto voluntario de 8.089.320 ciudadanos, que expresan el 41,53 % de votantes, una de las más altas votaciones ciudadanas en su historia.

La participación masiva y ejemplar del pueblo democrático y pacífico, enfrentó y está derrotando las amenazas injerencistas. La firmeza patriótica y democrática de las Fuerzas Armadas Bolivarianas mantuvo el orden sin caer en las provocaciones de los infames asesinatos y actos de terrorismo de la derecha fascista. Ha sido el voto masivo del pueblo en la Constituyente, por la defensa de las libertades, la paz y la soberanía, lo que ha logrado esta derrota histórica de la arremetida del terrorismo fascista impulsada por el afán imperial yanqui, las ambiciones de sus lacayos internos y otras complicidades funestas.

Lamentamos que el Gobierno del Perú se preste a ser parte de estas maniobras imperiales injerencistas. El Gobierno del Perú ha convocado a otros gobiernos de América Latina para una reunión que trate de reimpulsar los planes injerencistas del Gobierno de Trump sobre Venezuela, sobre nuestra patria y sobre la América Latina. Está pisoteando el ejemplo histórico de Raúl Porras Barrenechea y Carlos García Bedoya, que establecieron como nuestra política nacional del Estado Peruano el respeto a la no injerencia y la defensa de la soberanía nacional y la unidad de América Latina.

A puertas del Bicentenario de la Independencia del Perú y América Latina, sigamos afirmando la unidad, soberanía y paz de nuestra América Latina, Andina y Caribeña.

 

www.jornaldearequipa.com