.
 
 

Ecuador, hora dedefiniciones

©

Gustavo Espinoza M. (*)

 

 

 

 

 

El próximo domingo 19 de febrero (hoy), en Ecuador, se celebrarán elecciones presidenciales. Luego de diez años de exitosa gestión gubernativa, Rafael Correa entregará la dirección del Estado a quien se lleve el favor de las ánforas en los comicios que se avecinan.

Las encuestas señalan a Lenin Moreno como el más probable sucesor, habida cuenta que enarbola los mismos ideales planteados por la Revolución Ciudadana, hoy en marcha. No obstante, nada es seguro en la patria de Olmedo, afectada por acosos de diverso signo.

Hoy, Ecuador afronta dificultades. Pareciera que distintos elementos de un mismo diluvio se hubiesen concertado para dificultar el avance de ese pueblo hermano, y favorecer más bien a las fuerzas reaccionarias, siempre al acecho.

La clase dominante, que históricamente tuvo en sus manos las riendas del Poder en el país del Guayas, legó una herencia que ha sido enfrentada, pero aún no superada. Ecuador es uno de los pocos países del mundo -y el único de América del sur- que carece de signo monetario. Sus transacciones externas e internas, se regulan por la moneda norteamericana -el dólar- impuesto allí desde hace décadas.

Ecuador, en menor medida que Venezuela, sin embargo; tiene una economía petro dependiente. El 40% de los recursos del Estado, derivan del oro negro, que hoy mantiene precios bajos en el mercado mundial. Esto, le genera dificultades de todo orden para el efecto de la aplicación de sus políticas de inversión y desarrollo. Pero, además, en el país, ha caído la inversión extranjera al tiempo que ha crecido la deuda externa, comprometiendo obligaciones a futuro.

Aunque los programas de Correa han permitido enfrentar exitosamente estos retos en los últimos años, el escenario continental, ha conspirado en sentido inverso: la crisis de Venezuela, el derrumbe golpista del gobierno del PT en Brasil, el proceso de derechización en el Perú, y otros factores; le han dado alas a la reacción interna, que yacía aletargada, pero que ahora busca retomar la ofensiva contra el pueblo.

En ese marco, la campaña rumbo a las próximas elecciones, cada día se vuelve más intensa. Busca instalarse, desde los predios de la derecha, una agresiva denuncia sobre corrupción no comprobada, contra el binomio del Partido Gobernante y su alternativa electoral: Lenin Moreno / Jorge Glas.

Uno de los candidatos más agresivos que busca puntos en su beneficio, es Guillermo Lasso, quien presume no tener vínculo alguno con la corrupción. Lo declaró así desde agosto del 2016, cuando resolvió dar rienda suelta a sus ambiciones electorales. No obstante, ni el presente, ni el pasado de Lasso están exentos de este pesado fardo. Su nombre, apareció en los consejos administrativos de empresas offshore, en Panamá, haciendo uso de los servicios de generosos paraísos fiscales.

Es hora de recordar que su nombre aparece en distintos cargos administrativos de las empresas Pamplona Enterprises S.A , que tiene como secretario a su hermano Carlos; y otras dos : Oweasco S.A- y Banisi Holding S.A. cuyo presidente es el hijo de la misma familia Lasso Mendoza.

Como la investigación en torno al tema continúa, y está detenido uno de los más comprometidos con el caso: Mossack Fonseca; es previsible que luego se conozca nuevos datos que comprometan a funcionarios y políticos ligados al tema.

En esa línea, un portal español, el reconocido sitio web “El Confidencial Digital” reveló el 25 de abril del año pasado que el bufete de abogados Mossack Fonseca, no es el único usado en el manejo de estas cuentas Offshore; sino que a él se suman otros, como BFC Lawyers y el Bufete Sanctis, que ayudan a proteger grandes fortunas. Allí se menciona incluso a Sanctis, como la encargada de ocultar dinero. Incluso, se cita la cuenta de Panamá: 02696730320.HTML

Hoy se sabe que este bufete, además, le brinda servicios jurídicos a Ravega Corp, una corporación de asesoría jurídica y marketing digital a la que pertenece la empresa Chakalito Consulting, dirigida por Raúl Velasco, García, también propietario de Ravega. Este personaje -de nacionalidad mexicana- dirige la campaña de Guillermo Lasso en las redes sociales. Su oficio habitual es, precisamente, diseñar estrategias y planificar acciones de partidos políticos interesados en hacerse del Poder.

En ese empeño. No ocultan que su propósito es propiciar siempre que “pase algo”: Un accidente, un escándalo, o un hecho luctuoso; que pueda generar noticia, y convertirse en una crisis- Hoy Velásquez, a cambio de 100.000 dólares, sustenta una campaña en favor de Lasso, que lo ha convertido en uno de “los favoritos” de la minoría electoral que busca competir con Lenin Moreno.

Las cosas, sin embargo, no le resultarán tan simples: en el 2013, Velázquez fue denunciado en su país por el desvío de más de 17 millones de pesos en perjuicio del Estado Mexicano; y por ser el artífice de la guerra sucia en contra del entonces candidato a gobernador del Estado de Puebla por el PRI, Rafael Moreno Valle.

La corrupción está, entonces, en la base de la campaña de los enemigos de la Revolución Ciudadana. Y eso, el pueblo del Ecuador, sin duda que lo tomará en cuenta. (fin)

(*) Colectivo de Dirección de Nuestra Bandera / http://nuestrabandera.lamula.pe

 
 

www.jornaldearequipa.com